Protegemos seis hectáreas de bosque tropical húmedo-transición premontano y montano, con una amplia variedad de especies de aves (más de 80 especies según un conteo realizado), mamíferos como coyotes, osos perezosos, armadillos, nutrias, guatusas, tolomucos, mapaches y una amplia variedad de mariposas, como la Morfo azul.
Queremos que la naturaleza sea parte esencial de la experiencia del visitante, por lo que podrá recorrer senderos y montañas con total tranquilidad. El suministro de energía eléctrica proviene de paneles solares que abastecen toda la finca.